Hace un tiempo los amigos de Biblionet@ Libros lanzaron un tomo bien interesante con varios Spin Off de autores claves en el mundo de la fantasía y la ciencia ficción. Con el llamativo título de “La Espada Leal: Una Novela de la Serie Juego de Tronos”, lo cierto es que esta antología de la editorial “La Factoría de Ideas” incluye novelas cortas de Robin Hobb, Orson Scott Card y Neil Gaiman.

Antes de ir a los argumentos y a las historias, me gustaría hablar sobre la edición, que en verdad es bien cómoda. Las novelas cortas en sí son de tremendos autores, y no constituyen una lectura ligera. Por lo mismo, esta edición de bolsillo y con pequeñas introducciones antes de entrar de lleno en las historias resultan convenientes y vuelven la lectura mucho más amigable (además de hacer innecesario el hecho de “volver” sobre los libros anteriores).

La Espada Leal (George R.R. Martin)

La Novela ancla de este libro no podía comenzar de otra manera: “En el interior de una jaula de hierro situada en un cruce de caminos, dos cadáveres se pudrían al sol del verano.” George R.R. Martin lo hace otra vez con esta historia sobre la que no hay mucho qué agregar, ya que es el segundo de los cuentos de Dunk y Egg (que son cuatro). Cronológicamente hablando, “La Espada Leal” viene después de “El Caballero Errante” y ochenta y siete años antes de Canción de Hielo y Fuego.

La gracia de los Cuentos de Dunk y Egg, además de su simpleza -dentro de lo que se le puede permitir a Martin -es la descripción de los lugares que visitan. Por ejemplo en este caso la acción de desarrolla en Dorne y Tiesa, pero al final los viajeros se ponen en direccion al norte porque Egg le dice que “he oído que El Muro es alto”.

 

Regreso al Hogar (Robin Hobb)

La siguiente historia es una novela corta perteneciente a La Saga del Vatídico, publicada por Hobb entre los años 1995 al 1997, y narra las aventuras y desventuras del bastardo Traspié Hidalgo Vatídico, que al ser rechazado por su noble familia, es entrenado como asesino. Si bien se la compara mucho con la obra de Martin, me atrevo a decir que el Vatídico es más corazón y menos estrategia, y como es más fantasía es también menos oscura. Regreso al Hogar es un extracto del diario de Lady Carillion Carrock en su travesía a través de los Territorios Pluviales, un sector selvático, que les traerá más de alguna sorpresa y muchos cambios (atentos al final de este cuento).

 

El Monarca de La Cañada (Neil Gaiman) 

Digan lo que digan de su obra a lo largo de los años, cuando Neil Gaiman está cómodo con una historia se nota en todo. En la manera en que trata la historia, en cómo cierra el conflicto, y lo amenos que se vuelven sus personajes aunque tengan el origen más inverosímil del mundo. Sí, Neil Gaiman pone a sus personajes en situaciones tan “callejeras” que es muy fácil convencerse de que podrían existir ahora, y podrían estar tomándose un café, manejando hacia algún lugar, o Twitteando el descontento de alguna película.

El Monarca de La Cañada se desarrolla en el universo de American Gods y Anansi Boys (Spin Off que narra la historia de los hijos del Señor Nancy, dios africano de los embustes), y nos relata una aventura de Shadow, que trabajando para el Señor Wednesday debe ir a Escocia y hacer las veces de guardaespaldas, con un excelente pago y -como ya es costumbre -ignorando totalmente “la parte mala” del asunto. Es ahí donde conoce a Jennie, que lo ayudará a enfrentarse a…. no, no les voy a contar.

 

La Reina del Yazoo (Orson Scott Card) 

Para muchos, la Saga iniciada con “El Juego de Ender”, es lo más llamativo de este autor, pero con Alvin Maker, Orson Scott Card da un giro súper loco de cómo sería la vida si en lugar de la tecnología nos dominara la magia. Con al menos 6 libros, Alvin Maker buscará la manera de convertirse en un Hacedor (una persona con talento para la magia tradicional, en una categoría que no existe hace más de mil años). Con esta premisa nos encontramos entonces con La Reina del Yazoo, que es una embarcación en la que Alvin y Arturo Estuardo, se dirigen al sur, desde un enclave esclavista. Hasta ahí todas las múltiples referencias a Nueva Orleans y al Estados Unidos del Sur se desvanecen cuando uno de los pasajeros le ofrece a Maker y Estuardo la posibilidad de acompañarlos en una travesía en busca de oro. Al igual que sucede con Neil Gaiman, Orson Scott Card tiene un enfoque muy norteamericado de sus historias, haciéndolas tal vez mucho más “visibles” a causa de la cultura desarrollada por el cine y la televisión.

Cada una de estas historias es un relato independiente de una trama mayor, por lo que si bien no es obligatorio un conocimiento previo, sí es recomendable. Un libro ideal para quienes disfrutan de los relatos de fantasía, y una invitación más que clara a visitar estas increíbles sagas.

 

¡Comenta!