¿Qué #%&@ le hicieron a mi videojuego de autos favorito?

Así es, esto es lo que se preguntaría un gamer al que no le gustan que las cosas cambien demasiado, pero el mundo gira, la vida avanza y tenemos que asumir que nada es igual a lo que se hacia hace 10 años atrás, sobretodo si hablamos de videojuegos.

Quiero que sepas que no soy precisamente un experto en videojuegos ni un hardcore gamer. Eso si, en su momento disfruté de la velocidad y los paisajes que ofrecía Need for Speed: Porsche Unleashed en el año 2000 (Uff) y de ahí en adelante, así que esta review estará orientada hacia mi experiencia con la saga y por supuesto, lo que viví con Need for Speed Payback.

¿Una película o un Videojuego?

Es obvio, la tendencia actual exige que los videojuegos tengan una historia central en torno a uno o más personajes y que esto se desarrolle como en el cine. Los gamers además de jugar y vivir experiencias personales, ahora disfrutan de sus videojuegos como “contenido visual” en plataformas como Twich y Youtube. Dentro de este contexto, el juego ofrece una historia digna de una película live-action (por más que tengamos 1.244 películas de Rápido y Furioso), tanto por el arco en sí, como por la increíble calidad cinemática del juego. En estos clips, los personajes suelen tener un ritmo de actuación muy convincentes, lo cuál, hace que te sumerjas rápidamente en la historia.

¿De que se trata la peli.. cof cof.. el juego?

Tyler Morgan, corredor callejero y principal protagonista de esta entrega iniciará una aventura de venganza junto a sus compañeros contra Lina Navarro y su jefe, conocido en el mundo de las carreras clandestinas como The Collector. He aquí una de las características principales del juego: Es simple, muy simple. Creo que cualquier persona con ganas y tiempo puede disfrutar de buenos momentos en las calles de Fortune Valley, ciudad donde se desarrolla principalmente la historia. Si estas esperando un juego con profundidad en la trama, posiblemente Payback no sea para ti.

¿Y la jugabilidad?

Así como simple es la historia, simple también es la forma de jugarlo. Payback ofrece los clásicos tres niveles de dificultad y yo lo jugué en “Medium” o Normal. Creo que al ser un juego pensado para disfrutar de la historia más que para desafiar tus habilidades, no exige demasiado al minuto de la conducción. Luego de 15 minutos jugando con cada uno de los autos puedes acostumbrarte y rápidamente ir superando los obstáculos que te ofrece el juego.

En esta entrega jugaremos con Autos de Velocidad, Off-Road y optimizados para hacer Drifts. Como es de esperar, cada uno de estos autos se comporta de manera diferente en cada camino y será nuestra misión mejorarlos para marcar diferencias con tus rivales. Una de las cosas que me encantó del juego es la estabilidad al momento de conducir, esto me permitía concentrarme en hacerlo cada vez mejor y así poder superar a los demás conductores, aspecto más que diferenciador con otros juegos de autos que se enfocan en los tecnicismos más que en el desarrollo del juego.

El mundo abierto no es tan buena idea

Resulta que al igual que muchos juegos, Need for Speed Payback tiene escenarios de mundo abierto y a mi parecer esto le juega en contra al desarrollo de la historia. El juego tiene 5 misiones realmente interesantes y muy entretenidas, pero en medio tenemos fases de mundo abierto demasiado largas, en donde debemos derrotar a través de carreras a bandas que se categorizan según su estilo de conducción (Velocidad, Off-Road, etc.) El problema esta en que tienes la posibilidad de correr todas las carreras de un tipo en especifico de una sola vez, pudiendo correr hasta 6 carreras de un mismo tipo, lo que a la larga merma en el ritmo de la historia.

Conclución

Creo que ya pudiste darte cuenta de que Need for Speed Payback es un juego que prefiere entretenerte con una historia simple y una conducción más sencilla que técnica. Personalmente se lo recomiendo a todas las personas que no quieren calentarse la cabeza intentando llegar al “cambio perfecto” o al “tiempo record” en una carrera, por que esta entrega esta diseñada para disfrutes de una historia de venganza, acompañada por una jugabilidad sencilla y de gráficos potentes.

¡Comenta!

Reseña Panorama
Need for Speed Payback
Compartir
Artículo anterior[Opinión] ¿Qué le pasó a EA?
Artículo siguiente[Crítica] ‘JIGSAW’, nadie te va a juzgar por verla

Diseñador web que se dio cuenta que para ser feliz tenía que estar detrás de un micrófono hablando sobre cualquier cosa. #trabajariagratisenlaradio