Una de mis cosas favoritas son las maratones de series; porque es la oportunidad de sentarse en el sofá, pedir comida chatarra y beber cerveza sin tener miedo de que se te acaben los capítulos y quedes colgado esperando una semana más. Es lo mejor del mundo sobre todo si es acompañado de una serie como “Orange is the new Black” que estrenó su cuarta temporada el pasado viernes. En Nerdix la vimos, y queremos destriparla como se merece. YUPIII.

oitnb3
Si OITNB se diferencia de otras series es por su capacidad actoral que es realmente soberbia. No por nada ha ganado sus premios Emmy, y ha sido uno de los caballitos de batalla de Netflix durante los últimos años. Y eso es súper chevere, porque hay una variedad importante de personajes en la historia que al final son el ingrediente secreto de la ecuación.

En esta temporada la penitenciaría Linchfield recibe a una cantidad enorme de nuevas reclusas, y los problemas de convivencia serán heavy metal porque las latinas se están dando cuenta que son mayoría en número y que cuando la unión hace la fuerza queda la mansaca. Habrán muchas peleas por el poder, nuevas relaciones amorosas, alianzas, personajes que volverán a unirse al elenco, e incluso se dice por ahí que Netflix prepara unos videos promocionales con Moira Casan y Soraya Montenegro.

oitnb1
En esta temporada se van a dar cuenta que Piper ha sufrido el síndrome de Walter White al corromper sus valores y pasar de ser la rubia inocente a una de las mafiosas conocidas de la cárcel. Respetada o no, lo interesante es que ella se cree el título y ya no intenta sobrevivir a la jungla, mas bien intenta sacarle provecho a cada minuto de su reloj, incluso si eso significa traicionar a Alex Vause (la mina con lentes y tatuajes caneros mas linda del planeta) como vimos en la temporada pasada.

oitnb2
No me voy a poner a contar lo que pasa con los otros personajes (que son miles), porque sería mucho spoiler, y porque la gracia de esta serie es ir descubriendo las historias de las loquillas en el presente y el pasado. A mí en lo personal me genera ese deseo de no perderme la historia de nadie, porque TODAS son súper queribles e interesantes.

oitnb6La cuarta temporada de “Orange is the New Black” tiene esa misma magia que al principio, muy fresca y con capítulos en donde puedes estallar en aplausos, reir a carcajadas y llorar cuando la pantalla se va a naranjo. Por eso considero que es una de las series que recomiendo a morir, porque puede pasar por tres géneros distintos a la vez sin guatear. Además hace un PEDAZO de crítica los Estados Unidos por su sistema carcelario y segregación racial.

Conclusión: Yo la vería 16 temporadas más, porque p*ta que es buena la serie. Tiene todo lo que necesitas para dejar de ser conservador (un UDI cristiano no la puede ver nica porque le puede dar un derrame cerebral), y de paso, mucha horas de entretención a base de lindas caneras lelas.

Si aun no la ven, no esperen más y háganse un tiempo porque no se van a arrepentir de ver tanta honestidad en una serie. Eso si, no se vayan al chancho porque mañana trabajan.

¡Comenta!