Cuando chico mis papás me metieron mucho miedo con “El Exorcista“, porque además de ser considerada la película más terrorífica del universo, es también una de las más polémicas por mostrar blasfemias religiosas y escenas muy repulsivas para una época en que el catolicismo “no se tocaba”. Afortunadamente “El Exorcista” nunca me traumó más de lo necesario, y por el contrario me gustó tanto que cada vez que la pillo en el cable la tengo que dejar puesta hasta el final.

Ahora se estrenó la serie que lleva el mismo título, con una historia diferente (aunque muy parecida) a la original, pero con los elementos necesarios para ser un thriller sicológico fresco, de esos que no se ven todos los días.

Remake o no remake

En el primer capítulo ya se puede ver a un colosal reparto de actores; Ben Daniels como el atormentado padre Marcus, una imparable Gena Davis, y el -siempre rico- Alfonso Herrera como el protagonista.

El padre Tomás (Herrera) comienza a tener extraños sueños donde ve a un sacerdote llamado Marcus en pleno ejercicio exorcista. Mientras intenta averiguar el significado de estos sueños, conoce a la familia de Angela que posiblemente contenga la presencia diabólica en una de sus hijas adolescentes.

exorcist3

“Contento, señor contento”

No soy muy fanático de que hagan remakes de cosas que ya están redonditas y terminadas, y cuando supe de que harían una serie de “El Exorcista“, fue para mi una idea tan aberrante como que hicieran un reboot de “El Padrino”, onda ¿para qué?. Pero la verdad de las cosas puedo decir que quedé muy satisfecho con el primer capítulo, porque a pesar de que ninguno de nosotros le tenía fe, supo hacerla y al final salió bien.
La atmósfera de la serie es súper turbia y oscura, al igual que en la película hay una sensación constante de que estamos en un velorio y la muerte está caminando entre nosotros silenciosamente. Es como enfrentar la maldad misma pero con pocas esperanzas de éxito.

exorcist2

Sin duda hay cosas que me llamaron la atención por sobre los infaltables guiños, y es la manera en que trataron las “posesiones”. Aquí no estamos frente a las típicas contorsionistas, ó a insectos saliendo de una boca como las plagas de Egipto, más bien aquí hay un paso más adelante en originalidad tal como fue en su momento la clásica araña de Linda Blair en la escalera de la casa (maestra).

El diablo metió la cola

Algunos han dicho incluso que para el desarrollo de la serie, se investigaron docenas de casos relacionados a exorcismos, teniendo como principal referente el de una niña de 16 años llamada Anneliese Michel, quien tuvo que soportar más de 70 sesiones de exorcismos durante 10 meses en los años 70, y que al final terminó con la vida de la niña por agotamiento e inanición.

exorcist

La serie tampoco trata de superar en terror a la original, de hecho es casi como un thriller sicológico tirado para terror, con excelentes actores y diálogos bien cuidados. Es un trabajo que realmente merece la pena ver si les gustan las cosas de miedo, pero con más profundidad que esos títulos truchos que sobre explotan los conceptos de “posesión”, “sangriento”, y “satánico”.

Conclusión

No me cabe duda que muchos van a sufrir viéndola, porque es bastante cuática a veces con el tema de la “violencia diabólica”, pero eso eso es parte de la experiencia ¿o no?, así que se las recomiendo al 100% para que la vean con las luces apagadas y un buen tarro de cabritas al lado. Si después se les ocurre empezar a googlear sobre posesiones reales es cosa de ustedes, pero les encargo las pesadillas que van a tener si miran mas de la cuenta.

Para los perdidos les recuerdo que la serie arrancó este fin de semana por FOX y ya pueden encontrar en internet el primer capítulo de esta historia que al menos a mí me gustó caleta. Una cachetada en la cara a la serie de “Outcast” que no asusta a nadie, y le quita puntos a AHS, poniendo a “El Exorcista” en el primer lugar de los estrenos de terror.

¡Comenta!