Me declaro un fiel fan de la saga de los Assassin’s Creed. Tanto así, que muchas veces hago la vista gorda a la infinita cantidad de bugs que han presentando particularmente en sus dos últimas entregas. De hecho siempre le he tenido fe a Ubisoft, ya sea por su repertorio como publisher o como developer (destacando el framework UbiArt, que magias ha hecho).

Sin embargo, yo no soy la voz del pueblo y hay que reconocer que gran parte de la carrera de Ubisoft este último tiempo ha sido un asco (si, así tal cual). Por qué estamos hablando de esto se preguntaran ustedes, y la respuesta es más simple de lo que se imaginan: The Division.

Cuando se anunció este juego en el año 2013, dio mucho que pensar, y es obvio, pues ya veníamos con las malas experiencias de otras “promesas” que no fueron lo que prometieron. Pero (y hagamos mucho énfasis en el pero), la buena noticia es que The Division es un excelente MMORPG y la mala noticia (si, hay malas noticias), es que pudo ser mucho mejor.

Empecemos por lo que está en boca de todos: su downgrade. No podemos engañarnos, pues hubo una “bajada” de gráficos, pero ni se compara a la que tuvo Watch_Dogs, así que ya estamos hablando de ganancia. Aún así no se dejen engañar, ya que esta entrega de Tom Clancy’s es una obra de arte para la octava generación. Por ejemplo, al nevar las partículas de nieve dan una verdadera sensación de estar a la intemperie (inclusive hay restos de nieve que se quedan sobre tu ropa). Sumemos además los escenarios en fuego, los restos de cenizas flotando por el aire y la manera en la que aprovecharon el humo para disimular el renderizado a lo lejos, son aspectos merecidamente memorables.

Nerdix - The Division

En The Division formas parte de un selecto grupo de agentes, que tiene como misión principal el mantener la continuidad del gobierno tras un devastador ataque biológico ocasionado por billetes contaminados durante el Black Friday y que acabó con gran parte de la población de New York. Para lograr esta meta, debes agruparte con otros jugadores y completar diferentes misiones, las que revelaran nuevos acontecimientos en la historia.

Debemos reconocer que esta historia es totalmente novedosa, ya que hasta la fecha, estábamos plagados de Elder Scrolls y Destinys por todas partes (típicas historias medievales o futuristas que, seamos realistas, aburren). Y no quiero decir con esto que estos ejemplos sean peores que The Division sino que simplemente funcionan como puente comparativo.

la idea de un mmorpg funciona muy bien, pues rompe los esquemas con los que estábamos acostumbrados a tratar

Otro factor importante a destacar en esta entrega de Ubisoft, es que aquí no existen clases. No tenemos que estresarnos por escoger a que tipo de personaje queremos en nuestras partidas, pues dependiendo de las diferentes misiones que completemos, podremos ir desbloqueando créditos que nos permitirán mejorar cualquiera de las tres alas de nuestra base secreta (ala médica, de seguridad y técnica), las que a su vez desbloquearan ramas de habilidades, talentos y ventajas para nuestro personaje. Así, nuestro avatar podrá ser tanque, asesino, support o un poco de cada una (lo que ayuda si son dispersos al momento de armarse builts, como yo xD).

Lo malo de la personalización es que hay muy poco para confeccionar nuestro avatar. Tenemos menos de diez caras, la cual ya trae rasgos físicos por defecto, y por si fuera poco, hay poquísimos peinados para escoger. Es decir, si estaban acostumbrados a juegos como Dragon Age o Skyrim en los que podían hasta personalizar las pestañas; poco hay que hacer.

Nerdix - The Division

Desde el comienzo te dan a entender que eres un mesías en la ciudad de New York y se nota, ya que tus primeras misiones son entre otras, rescatar a una medico, un guardia de seguridad y un eléctrico, que son secos dentro de la historia que transcurre en el mundo de The Division. Dicho así, y a pesar de que la historia sea novedosa, tenemos un personaje que carece de diálogos y que, por si fuera poco, parece un recipiente vacío.  Esto suele ser una decisión deliberada, orientada a facilitar la proyección del usuario sobre su avatar sin nombre y lo entiendo, pero esta parte del juego no deja de percibirse intrascendente.

Si nos detenemos a hablar de qué se siente jugar The Division, podemos decir que es un juego de acción en tercera persona con un sistema de cobertura muy solvente, así que si has jugado cualquier cosa en la vena de Gears of War, Uncharted o Ghost Recon, te sentirás como en casa. Entonces, la dinámica es emplear el matchmaking (que por cierto, funciona bien), para unirte a un grupo de amigos (la party es de máximo cuatro), y emprender el camino hacia la misión más cercana. Las caminatas pueden ser algo tediosas y como no hay vehículos pero sí mucha nieve, el viaje puede terminar cansando. Afortunadamente, no transcurren más de cinco minutos antes de que te topes, ya sea con enemigos o con alguna actividad, ya sea recabar las cintas de grabación de un drone, averiguar el paradero de un agente perdido, escuchar grabaciones de voz de ciudadanos, quienes describen los primeros días del desastre o revivir eventos importantes de la crisis mediante curiosas secuencias holográficas (los echos) que abonan a entender mejor lo que pasó en la ciudad.

siempre hay algo que hacer, por lo cual no te ABURRIRÁS en tus viajes dentro de la ciudad

Existen diferentes tipos de enemigos y diferentes grupos criminales. Algunos son ex convictos, otros son paramilitares y obviamente los pirómanos que queman todo a su paso (los cleaners). Todos están programados distintos y lo mejor es que la IA no se queda estática cuando les disparas o escuchan un ruido (lo que me dejó conforme en gran medida).

Nerdix - The Division

Otro asunto que vale la pena tratar a fondo es el de las Dark Zones. La Gran Manzana en The Division está dividida en 2 regiones principales, las zonas PVE donde, junto con tus amigos combates a la IA; y las Dark Zones que vendrían a ser las áreas PVP donde entre otras cosas, podrás obtener los mejores items del juego.

La Dark Zone es algo así como la zona cero. Está súper contaminada y nada de lo que encuentres ahí podrás sacarlo así como así. Es necesario extraerlo y esterilizarlo, así que disparas una bengala y llamas a un helicóptero para que se lleve tus items. Cuando lo haces, todos saben que viene la extracción y que tienes algo valioso (ojo, que cuando digo “todos”, me refiero a NPC y adversarios humanos por igual). La idea es que cuando llegue el helicóptero, tengas que defender ese terreno de los enemigos que intentarán robar tu botín.

Nerdix - The Division

Volviendo al tema de la presentación, insisto: The Division tiene un aspecto sobresaliente. Hay que reconocerlo. Espera a que se haga de noche y verás a lo que me refiero, además el cuidado al detalle es evidente. Existe una buena cantidad de edificios explorable, todos artesanalmente diseñados y que cuentan una historia sobre quien ocupaba ese espacio. Incluso hay postes con avisos que se agitan con el viento, los maniquíes en las tiendas departamentales son interactivos y hay tormentas tan intensas que afectarán tu capacidad para terminar ciertas misiones, lo cual genera una mejor inmersión en el juego. Los cutscenes son muy buenos y da gusto el verlos (sobre todo el corto de un agente que se infiltra en una base de cleaners. Existe, para acompañar todo lo anterior, una buena dosis de destructibilidad y obviamente el audio está a la altura de lo antes descrito.

Ahora bien, aunque The Division es un juego estable que obviamente tiene imperfecciones. En mi caso, fui expulsado en 4 o 5 ocasiones sin que pareciera haber un motivo aparente. Me tocó ver a compañeros deslizarse sin mover los pies por los escenarios, así como cuerpos comportarse de una manera irregular por problemas de clipping o con las texturas. Todo esto es esporádico y anómalo, no la constante, pero como vas a jugar tanto, es probable que te pase.

Si me preguntas como puedo resumir mi experiencia con The Division, puedo decir que me gustó mucho. No reinventa la rueda, pero demuestra mucho esmero y se siente fresco. Es un juego que luce muy bien, que se disfruta con amigos y que brinda suficiente contenido como para desquitar lo que pagaste por él. Me decepcionaron las Dark Zones y la historia no fue precisamente algo impresionante, pero lo primero tiene remedio y lo segundo no es una molestia. En todo caso, la recomendación es que lo juegues con amigos. The Division se disfruta en solitario o con extraños, pero con amigos es una delicia. Ojalá que esto sea una señal de que Ubisoft se puso los pantalones.

¡Comenta!

Reseña Panorama
Mas de lo que esperaba
Compartir
Artículo anteriorÉchale un vistazo a la nueva Baticueva desde adentro
Artículo siguiente¡Confirmado! Vuelve Jessica Jones

Diseñador web que se dio cuenta que para ser feliz tenía que estar detrás de un micrófono hablando sobre cualquier cosa. #trabajariagratisenlaradio