Me gustan las editoriales indie, no por moda ni por querer llevar la contra a las grandes marcas del mundo del cómic, sino porque tienen una gran libertad por sobre estos monstruos editoriales: pueden atreverse con otro tipo de historias, que seguramente serían un fracaso a nivel de grandes producciones, pero que para los lectores curiosos resultan en gratas sorpresas.

White es una historia escrita y dibujada por el inglés Dan Schaffer (Dogwitch), para Devil’s Due/ 1First Comics al que vale mucho la pena seguirle la pista, porque tiene cosas bien raras e interesantes. Y no decepciona, porque White se nos presenta así:

“Willa Harba es una chica de 18 años, de un pueblo pequeño, que comienza un nuevo trabajo como asistente de un productor en un estudio en LA, a la que no le toma mucho tiempo descubrir la naturaleza despiadada del verdadero depredador de Hollywood. Camino a una locación extranjera, el jet privado del estudio desciende al Océano Pacífico. Willa ahora se enfrenta con la clase más pura de depredador luego de haber sobrevivido al choque. Más de 3.200 Km, 5 horas de rescate y 6 centímetros de distancia de aguas infestadas de tiburones.

Yo no sé ustedes, pero empecé a leerlo inmediatamente, y me recordó mucho a “Miedo Profundo” (2016), más que a cualquier otra película de tiburones. Principalmente porque es una chica sola, sin muchas alternativas tratando de sobrevivir, y tiene esa particularidad de mantenerte atrapado y atento. Fueron unas gratas 26 páginas y estoy súper atenta esperando el número dos.

 

El comic maneja súper bien tanto la tensión como los momentos “tranquilos”, lo cierto es que Willa se va dando cuenta de que su situación no mejora, pero trata de mantener la calma. Un teléfono es su único elemento de interacción y el que provocará las situaciones más tensas (incluso más que los tiburones). No sé si es una joya del comic, pero vale la pena echarle una mirada.

Hasta ahora me han gustado mucho la originalidad del relato, y el dibujo de Schaffer, que resultan no sólo apropiados sino que además hacen de la obra algo visualmente muy atractivo. El argumento de verdad me tiene atrapada, porque no se me ocurre cómo la pobre Willa va a sobrevivir esas 5 horas antes de su rescate.

 

¡Comenta!