Con todo y temblor fuimos a ver Deadpool y lo primero que puedo decir es: la película es TODO lo que promete.

Con tanta publicidad, trailers, afiches y nuevos fans rondando por ahí, era fácil pensar que nos íbamos a encontrar con una película sobrevalorada e incapaz de captar al personaje que trataba de presentar. Pero por suerte nos equivocamos. La película es un absurdo, del principio al final, pero con una velocidad que se agradece, y un manejo de la historia que te permite no perder el hilo y dejar a Wade hacer lo que sea que hace. El humor es un personaje más dentro de la historia, y podemos encontrarlo -literalmente- desde los créditos iniciales, hasta la bullada escena después de los créditos (que también es tremendo absurdo y otra oportunidad del personaje para romper la cuarta pared). En cuanto a diálogos, Wade Wilson se da la libertad de hablar de todo y de todos, riéndose principalmente de sí mismo, del actor que lo interpreta, de su extraña historia de amor, y sobre todo de la idea de ser un superhéroe.

Nerdix - Deadpool

Sin embargo, no podría considerarse una película liviana, es más bien una reunión con amigos, donde siempre hay uno que sólo dice tonteras y habla súper rápido. Te encanta, lo pasas muy bien, pero si dejas de ponerle atención un rato, te pierdes la mitad de una buena historia. Cada diálogo de Wilson tiene un chiste rebuscado, y cada chiste hay que entenderlo. La velocidad de la película ayuda mucho también en eso. Es prácticamente imposible no pasarlo bien con esta película, ya que, conjuga todos los elementos de una aventura heróica… al estilo de quien no quiere ser héroe.

Hay violencia, hartos muertos, una cantidad considerable de desmembrados, un club de strippers, Stan Lee en un cameo que de verdad sacó aplausos y una buena y sencilla historia.

105884

La película te hace pasar un buen rato, los personajes aparecen bien caracterizados, la música acompaña de una manera súper adecuada (atentos a la letra del tema principal, es imperdible) y el conjunto de todo esto nos entrega una producción correcta, adecuada a como es Wade Wilson: un desastre, con demasiado diálogo, con mucha violencia y definitivamente no comparable a otra película de superhéroes.

Deadpool podría coronarse fácilmente como el Anti-héroe que todos aman, ya que fue muy bien presentado y definido.

No quiero adelantarles más, la película es sin dudas una tontera, vale la pena verla en el cine y con amigos. Y esperar a la escena al final de los créditos.

¡Comenta!