Hace un par de semanas (o quizás un mes ya) se anunció el lanzamiento del anime de Saintia Sho, un Spin off de Saint Seiya protagonizado con mujeres. Como barra brava de la franquicia no pude ocultar mi incertidumbre ante la imagen que me presentaba una mujer con lo que parecía la ,ya a estas alturas ultra manoseada, armadura de pegaso. Así que finalmente leí el manga y mi sorpresa fue enorme al encontrarme con una de las historias más apegadas a la saga (de géminis) original, que me llenó de nostalgia y me entusiasmó nuevamente con una franquicia que aunque siempre ha estado en mi corazón (y en mi cosmo), no ha llevado un camino muy prolijo después de terminada la saga (de géminis) original. Pero ¿que es lo que tiene esta historia que nos llena de nostalgia? pues empecemos punto por punto.

 

CONTEXTO

Saint Seiya es una historia que comenzó a mediados de los 80, una época distinta, y así se ve reflejado en sus personajes, su forma de vestir, sus peinados e incluso en sus valores. Aquí las mujeres no se ven expuestas a grandes batallas, porque son mujeres, y quienes quieran entrar en el selecto grupo de guerreros que protegen a la diosa Athena, deben dejar de lado su femineidad, esa es la explicación para que los personajes femeninos usen máscaras. Saintia Sho viene a romper todos estos esquemas presentándonos un nuevo grupo dentro de los guerreros de Athena: las Saintias, doncellas seleccionadas para cuidar de la diosa acompañándola en su desarrollo, también portan armaduras y pueden luchar, pero lo más importante es que no deben ocultar su lado femenino porque es precisamente eso lo  que las define, porque el sistema del Santuario tiene todo pensado y esto nos lleva al siguiente punto.

 

RESPUESTAS A PREGUNTAS QUE NADIE HIZO

Si bien la serie y el manga nos mantuvieron pegados al televisor y armando nuestras figuritas (como amo esos juguetes, aunque era súper común pisar las piezas y verlas morir), hay muchas cosas que no quedan muy definidas y que gran parte de los fans las ven como algo irrelevante, pero si lo pensamos un poco tienen mucha lógica. Un claro ejemplo es el papel que desarrollan las Saintias en esta historia, ellas se encargan de cuidar de Athena en su niñez y acompañarla durante su desarrollo, porque ese papel no lo ocupa el patriarca, mucho menos los santos. También nos muestra a los santos de bronce en el hospital luego de la batalla de las doce casas, explicando por qué no interfieren en esta historia (o no lo han hecho aún), y funciona bastante bien. Finalmente hay una interrogante que pasé por alto durante casi 20 años, ¿Cómo supo Aioros que el patriarca tenía pensado matar a Athena y por qué demoró tanto en entrar a matarla? Bueno, el misterio se resuelve y a mi parecer bastante bien gracias al último de los puntos que puedo destacar de esta historia.

 

PERSONAJES

Por supuesto que no hay una buena historia sin buenos personajes, y si bien esta historia se desarrolla en torno a las Saintias y su relación con Saori, también aportan los caballeros dorados (porque ellos pueden meterse en la historia que quieran y mejorarla), y los caballeros de plata, que tienen un papel ligeramente más protagónico que en otras ocasiones. El villano central de esta saga (de geminis) es Eris, la diosa de la discordia, quien ocupa una doble importancia ya que, como todos los dioses, debe encarnarse en un humano para poder renacer en esta era, y si has leído lo suficiente de Saint Seiya te darás cuenta que el giro que toma ya ha sido visto (2 veces para ser exacto) y  no desagrada para nada por el rumbo que está tomando, destaco principalmente el cómo desarrollan el personaje de Saori. Anteriormente, sin contar a Lost Canvas porque es un personaje diferente, solamente se sacrificaba por la tierra para que llegaran los Santos y la salvaran, ahora como las Saintias son más cercanas con ella hay más desarrollo del personaje, sus motivaciones cambian, a pesar de que el objetivo es el mismo, y por eso creo que lo más importante a destacar es que la historia nos da a entender que por ninguna razón las Saintias son menos que los Santos. Esta disyuntiva se presenta muchas veces y son estas mismas la que se dan a respetar, dejando entender que el género no define qué tan fuerte puede arder tu cosmos.

Los invito a leer Saintia Sho, que actualmente cuenta con 47 capítulos que siguen en publicación. La historia de verdad nos hace aflorar mucho la nostalgia, y también se anunció el anime (que espero con ansias). Saint Seiya llegó a la nueva era, una donde el género no es problema, una era donde las mujeres se hacen respetar, y esto nos encanta.

 

¡Comenta!