Mahou Tsukai no Yome, es la historia de Chise Hotaru una chica de 15 con ascendencia japonesa. Chise fue abandonada por su familia, su madre se suicidó ante sus ojos, lo que generó una personalidad retraída y calla. Se sentía tan sola que para no tener que preocuparse más se vendió a sí misma para que la subastarán, es ahi cuando Elías la compra por una suma exorbitante de dinero y se la lleva consigo a una casa a las afueras de Londres para que fuera su aprendiz y su novia. Chise desde el inicio no se mostró sorprendida por el nuevo mundo de magia antes sus ojos, ni siquiera ante la extraña forma de Elias (Una persona con un cráneo de animal por cabeza…), y es porque siempre ha visto cosas que otros no pueden. El mago le explica es ella una Sleigh Beggy una persona capaz de atraer y crear magia, aquellas personas guardan tanto poder que sus cuerpos no resisten por mucho tiempo, por lo que son muy escasos. Elias le dice diferencia entre hechiceros y magos y con el paso de la serie le va enseñando más y más sobre ese mundo lleno de hadas, espíritus, maldiciones y bendiciones.

¿Qué hace que este anime sea especial?

Principalmente, es una de las pocas series que se basan completamente en una mitología que no sea asiática. Aquí vemos hadas, el Grimm (la primera que escuche sobre este perro mitológico fue en Harry Potter), también están las llamas azules del bosque que confunden a los viajeros, en la película Valiente de Disney guían a Mérida a la casa de la bruja, o los nidos de dragones en Islandia, es más uno de los villanos es Cartaphilus, el judío errante, por lo que si te gusta la mitología y la historia sagrada este anime esta lleno de pequeños detalles que te emocionará.

Otra serie de esta temática es Hakushaku to Yosei, que es más shojo y suave.

 

Otro gran atributo que tiene es la protagonista, Chise crece muchísimo durante la serie y de forma natural, casi sin que te des cuenta,  eso es por el tratamiento que tiene la historia respecto a la muerte y como lidiar con ella, o el aceptarse, conocer los límites y la soledad del ser humano. Luego está Elias y sus misterios, pues se sabe que no es humano, ni hada ni espíritu, no hay nada claro de él (hasta el momento).Es un mago super poderoso con un pasado muy intrigante, incluso es vigilado por la iglesia catolica.

Todos los personajes de la serie tienen algo que entregar, a cada capítulo puedes conmoverte con ellos pues por pequeño que sea el rol tienen un propósito claro.

En cuanto a animación, si tiene muy bella fotografia, es de muy buena calidad, pero al ser un mundo mágico hay momentos en que si falta ese toque visual que te hace decir wooo, a veces los tienes y otra simplemente se queda corto.

La música es algo que realmente me gusta de este anime, le pega muy bien a la temática de la serie, es principalmente nostálgica  y muy liryca, sobre todo el opening “Here” de la cantante Junna, le va muy bien a la serie.

 

Lo más o menos malo.

 

Lo principal, a mi gusto es el opening, la canción es muy buena pero no la acompañan las imágenes, las cuales son repetitivas y algo planas, uno escucha el opening, pero no dan muchas ganas de verlo con toda esa magia se espera una entrada maravillosa visualmente.

El manga Mahou Tsukai no Yome es escrito e ilustrado por Kore Yamazaki,comenzó a publicarse en 2013, actualmente cuenta con 8 Volúmenes y sigue en publicación. El 8 de octubre de 2017 comenzó su anime el cual tendrá 24 capítulos y ya va por la mitad, asi que si no la has visto, aprovecha el tiempo libre y disfruta con esta mágica historia.

.

 

¡Comenta!